Teddy, un niño de seis años, tenía dos opciones para celebrar su cumpleaños: ir a Disney World en familia u organizar una fiesta con sus amigos. Sin dudarlo, el pequeño eligió la fiesta y su madre comenzó a planificarlo todo.

Sil Mazzini, su madre, reservó para entre 30 y 40 compañeros de clase más sus padres en una pizzería en Tuscon, Arizona, envió invitaciones a la escuela y preparó bolsas de regalos.

Cuando llegó el gran día, ninguno de los invitados se presentó. La madre recibió la llamada de un padre comunicándole que no podía asistir pero el resto, cerca de 32 invitados, ni avisaron ni acudieron.

Tras publicar la foto en las redes sociales, su historia se ha vuelto viral. Tanto que llegó a oídos de los Phoenix Suns, que se han ofrecido a darle un cumpleaños como se merece.

 

El pequeño ha acudido al partido de los Phoenix Suns y se convirtió en la estrella del equipo, que le ha regalado una equipación con su nombre, acceso a la pista y conocer a los jugadores.