La epidemia de coronavirus ha llegado a España y con ella el miedo y el humor a partes iguales. Las redes sociales se han convertido en el lugar idóneo para los que buscan una 'vacuna' de humor ante la alarma social.

Eso es precisamente lo que ha hecho el padre de una alumna de un colegio andaluz. Según ha narrado a través de la red social, dos de los profesores del centro educativo hicieron un viaje al norte de Italia en plena expansión del COVID-19, desatando el pánico de los familiares de los menores en uno de los grupos de WhatsApp.

"El grupo de WhatsApp de padres es ahora mismo una atracción de feria", comenzaba explicando el usuario @Nudistal en Twitter. Y es que, al conocer el polémico viaje, algunos padres optaron por tomar medidas para evitar una posible propagación.

 

"De momento hay planteados dos dispositivos: 1. Ir a la casa del maestro (van 4 padres de camino). 2. Manifestación en la puerta del cole mañana a las 8.30. Estoy por llamar a Canal Sur", apuntaba.

Pero la histeria iba en auge y algunos padres incluso se planteaban convocar una reunión extraordinaria del AMPA la misma noche del domingo para que los menores no acudieran a as aulas.

"Una madre acaba de confundir el coronavirus con los piojos. Otra le está echando la culpa a las políticas de inmigración de Podemos", explicaba el usuario mientras introducía a modo de 'tuit' alguna de las frases más llamativas del grupo: "'Sólo nos queda rezar' o 'el coronavirus se propagará sin control por el pueblo', esas son algunas de las joyas de la reunión del AMPA que acabó ayer a las 01.30 de la madrugada".

 

Tal y como ha narrado el usuario, la reunión fue convocada, aunque se llegó a la conclusión de que no había ninguna solución, ya que el centro no podía impedirle a los profesores ir a clase y, desde un punto estrictamente legal, ellos tampoco podían justificar su ausencia.

Además, la Policía tuvo que dispersar la protesta que convocaron en la entrada del centro educativo, ya que se estaba bloqueando la entrada al colegio. "En el grupo se comenta que algunos niños no han ido a clase. En concreto, en la clase de mi hija han faltado 7 de 24", ha narrado.

 

"Tenemos notición: los profesores se van a coger una baja de 15 días como medida de prevención. Finalmente, el inspector de educación lo ha autorizado. Una parte de la sala comienza a aplaudir", ha explicado mientras, asegura, se encuentra en una reunión para tratar el asunto.