En ocasiones, las esquelas son más que un indicativo de la dirección donde será el velatorio de un fallecido. En algunas se incluyen las últimas voluntades del difunto, y muchas veces son todo un testimonio de vida, lo que deja textos curiosos o llamativos.

Es el caso de la de María Paz Fuentes Fernández. La mujer, que murió el 2 de junio, dejó muy claras sus últimas voluntades, como se ve en la esquela publicada en el diario 'El progreso de Lugo' este 3 de junio.

En concreto, el texto tiene un mensaje claro y contundente para su familia: "Siguiendo mis principios y mi particular manera de decir las cosas dispongo que: Como hace mucho tiempo que mi familia no es de mi sangre, impongo mi última voluntad para que solo se deje asistir a mi funeral en el tanatorio, iglesia y cementerio a las personas que menciono a continuación".

Tras ello, nombra a una ristra de personas y acaba sentenciando: "Al resto de gente que jamás se preocupó durante mi vida, les deseo que sigan tan lejos como estuvieron".

La esquela ha sido fotografiada por el tuitero José Pardina, que ha comentado con sorna que detrás de este texto hay "un novelón". La foto no ha tardado en hacerse viral en la mencionada red social.

 

Esta esquela recuerda a la de Antonio Rodríguez Barreiro, quien escribió algo similar: "Hermanos y familia que no se han preocupado en todos estos años, que no se molesten en venir".