La enternecedora historia de Bianca, una perrita argentina, recuerda mucho a la de Hachiko, el famoso perro japonés que esperó a su dueño en la estación durante años después de su muerte.

La dueña de Bianca se llamaba Eugenia, una octogenaria que regentaba un comercio en la ciudad de Tunuyán, según recoge el medio locales 'Los Andes'.

Cada día, el animal esperaba a que la mujer acudiera a abrir su negocio, pero esta falleció el pasado mes de septiembre. Sin embargo, Bianca esperó ante la puerta cerrada del local durante varios días.

La joven propietaria de un establecimiento aledaño es quien ha dado a conocer la emotiva historia, a través de una publicación en Twitter que se volvió viral.

"Eugenia tenía una librería al lado de mi negocio, sin dudas una de las personas más buenas y lindas que conocí. Hace unos días falleció y miren cómo su perrita la sigue esperando", relataba en la citada red social, junto a varias fotografías de Bianca esperando a su dueña.

 

Uno de los sobrinos de la anciana fallecida ha aclarado que la perrita no está sola, si no que está siendo cuidada y alimentada por su familia.

"Para la tranquilidad de todos, la perrita tiene familia y la siguen alimentando los vecinos y mis primos", explicó, en respuesta al tuit viral, donde también quiso rendir un homenaje a su difunta tía, a quien tanto amor profesaban sus seres queridos y su mascota.

"Mi tía adorada, eso es todo lo que construiste en tu vida, amor, puro amor. Viviste para todos los desprotegidos. Te llevo en mi alma", escribió.