Los empleados de un concesionario de coches de Quintana Ro, México, localizaron en una bolsa negra a dos perritos de apenas un par de meses abandonados en la calle.

En lugar de llevarlos a una protectora, decidieron adoptarlos y formarlos como personal de seguridad, tal y como recoge SDP Noticias. La compañía Volkswagen City Chetumal compartió su historia en las redes sociales y no ha tardado en hacerse viral.

 

Polo y Virtus, como se han bautizado a los cachorros, "trabajan" en el área de vigilancia y al igual que el reto de los trabajadores tienen un diploma que les acredita como parte de la empresa.

No obstante, esta no es la primera vez que el concesionario realiza una acción de este tipo. A principios de 2018 rescataron a una perra desnutrida, La Negra, y tras varios meses de recuperación fue adoptada por el jefe del establecimiento.