El festival de heavy metal Resurrection Fest, celebrado el pasado fin de semana en Viveiro (Lugo) ha dejado una emotiva imagen para el recuerdo: la de Alex, un joven con discapacidad al que decenas de asistentes levantaron con su silla de ruedas para que pudiera disfrutar plenamente de uno de los conciertos.

El gesto fue de lo más aplaudido por el público del festival y la imagen, tomada durante la actuación de Trivium, se ha vuelto viral en las redes sociales, donde los usuarios han celebrado este gesto de solidaridad e inclusión.

 

 

 

 

Aunque en este evento musical hay un espacio reservado para personas con movilidad reducida, muchos usuarios han coincidido en señalar que todos los asistentes al festival tienen el mismo derecho a vivir la emoción del concierto desde la pista.

 

Algo que finalmente pudo hacer Alex gracias a la empatía de otros 'metaleros', un precioso gesto que su familia ha querido agradecer a través de las redes sociales.