PESE A LA INICIATIVA DICE QUE QUIERE SEGUIR TRABAJANDO

PESE A LA INICIATIVA DICE QUE QUIERE SEGUIR TRABAJANDO

Recaudan más de 100.000 euros en 48 horas para que un anciano de 89 años deje de trabajar

La imagen de un anciano que lleva años vendiendo helados con un carrito ha conmovido a los ciudadanos de la ciudad de Chicago que reunieron en 48 horas más de 118.000 euros a través de una página de crowdfounding.

Varios vecinos de la ciudad de Chicago han visto envejecer a un hombre empujando un carro de helados con el logotipo 'Helados Poncho' en su ciudad, motivo por el cual uno de ellos ha decidido ayudarle conmovido por ver que el hombre seguía trabajando pese a su avanzada edad.

Fidencio Sánchez, el anciano de 89 años que empuja el carrito, se había jubilado hace unos años, pero la muerte de su hija le obliga a volver a trabajar. El hombre se dedica a vender helados y granizados por un euro en los alrededores del barrio de Little Village de la ciudad de Chicago.

Joel Cervantes decidió iniciar una campaña de crowdfounding para que el anciano deje de trabajar y pueda vivir una vida mejor. La iniciativa ha conmovido a muchísima gente y la campaña ha alcanzado los más de 118.000 euros.

En unas declaraciones para 'Chicago Trubune', Joel explica: "Me rompió el corazón ver a este hombre que debería estar disfrutando de la jubilación pero sigue trabajando a esta edad". Pese a esta iniciativa, Fidencio Sánchez ha dicho que quiere continuar trabajando.

laSexta.com | Madrid | 12/09/2016

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.