VENTA DE PULSERAS SOLIDARIAS

VENTA DE PULSERAS SOLIDARIAS

Avalancha de solidaridad con Bruno, un menor que lucha para "volver a ser un niño normal"

Las pulseras solidarias se han agotado en sólo unas horas desde su difusión, aunque desde el colegio han avisado de que habrá más disponibles para ayudar al pequeño Bruno.

Hace algo más de un año, Bruno, un niño de 5 años, comenzó a tener dolores fuertes de cabeza, que en poco tiempo lo dejaron en estado vegetativo. Por suerte, se está recuperando lentamente y su colegio ha comenzado a vender pulseras solidarias para ayudar a que "vuelva a ser un niño normal". "Bruno era un niño completamente sano", cuenta su madre, Macarena Fernández.

Los médicos del Hospital de La Paz (Madrid) pensaron en un principio que era encefalitis, pero la inflamación pasó al tronco encefálico y comenzó a no poder hablar, ni caminar, ni controlar las funciones básicas. Padece "romboencefalitis necrotizante aguda", una enfermedad rara causada por una infección y que no es propia de niños de su edad. Estuvo prácticamente todo el mes de febrero del año pasado en Cuidados Intensivos por la dificultad para encontrar 'el bicho' que le estaba causando la enfermedad, pese a todas las pruebas que le realizaron.

En septiembre a Bruno le dieron el alta hospitalaria, pero para recuperarse de la enfermedad que casi le mata es necesaria terapia fisioterapéutica diaria para la que está en lista de espera en la sanidad pública. Es demasiado mayor y tienen preferencia los niños de hasta 3 años. Pero no es lo suficientemente mayor como para que lo puedan atender en el Centro de Lesiones Cerebrales de la Comunidad de Madrid, al que acuden los enfermos con más de 14 años.

Macarena ha tenido que acudir al tratamiento privado porque necesita muchos tipos de asistencia (estimulación, fisioterapia neurológica, logopedia, rehabilitación, terapia ocupacional...). "Una sesión de Bruno cuesta unos 60 euros la hora", explica, y algunas pueden alcanzar los cien. La profesora de Bruno y su antiguo colegio, Quercus, situado en la localidad madrileña de Boadilla del Monte, se han volcado con esta causa y han comenzado una campaña de venta de pulseras solidarias por tres euros para ayudar a Macarena a financiar estos tratamientos tan caros.

La madre del pequeño está asombrada con la buena recepción que ha tenido ya que en solo tres horas vendieron 3.000 pulseras y está en marcha ya la organización de un concierto solidario. Han tenido que prescindir de ciertos tratamientos porque son muy costosos y tienen otra hija, por eso este dinero es un soplo de aire fresco para la familia que espera "con ilusión" que Bruno "vuelva a ser un niño normal". "Cuanto más, mejor", porque a más estimulación y más rehabilitación que reciba Bruno, antes y mejor se recuperará.

Seguro que te interesa

EFE | Madrid | 26/05/2016

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.