El youtuber Matt Watson destapó, en un vídeo publicado en la plataforma, un escándalo que está alborotando la red social. El joven apuntó como miles de pedófilos pueden llegar a los vídeos de menores subidos a Youtube siguiendo un simple algoritmo de la página.

Se llama 'agujero de gusano', y se produce gracias a cliks a diferentes publicaciones. Youtube hace un historial sobre nuestros intereses cuando reproducimos vídeos y busca factores comunes en ellos, por lo que la columna de vídeos que pueden interesar se inunda de contenidos relacionados con las grabaciones que ya han sido reproducidas por el usuario, un sistema que utilizan los pedófilos para llegar a los vídeos de menores.

En los vídeos recomendados aparecen niños en diversas escenas de la vida cotidiana sin ningún tipo de contenido sexual en ellos, pero varios comentarios indican que es un vídeo con menores y sexualizado por los pedófilos, que se relacionan entre ellos e incluso recomiendan otros contenidos publicados en la red social.

Los diversos vídeos con menores son, en algunos casos, publicados por otras personas que los utilizan únicamente con el fin de sexualizarlos e incluso los suben con cuentas en las que hacen uso de pseudónimos. Además, los contenidos adquieren buen posicionamiento porque los usuarios anónimos introducen anuncios en el inicio y la plataforma los lanza para que adquieran más visitas.

El youtuber realizó la prueba buscando 'bikini haul' y con tan solo unos cliks consiguió crear el agujero de gusano que le llevó hasta decenas de vídeos sexualizados de menores.

 

Varias marcas ya han reaccionado a la alerta y han decidido retirar sus anuncios de miles de vídeos. Además, según informa 'TechCrunch' a ha condenado los hechos y ha asegurado que eliminará cuentas y canales además de deshabilitar comentarios en millones de vídeos.