Vox Melilla ha levantado ampollas entre sus votantes tras felicitar el Ramadán a los musulmanes a través de sus redes sociales. En el post, que se borró a las pocas horas tras un aluvión de críticas por parte de su electorado y de los detractores, se alababa el mes sagrado al sustentarse en la familia.

"Queremos felicitar a la comunidad musulmana de nuestra ciudad por el inicio del mes sagrado del Ramadán. Estos días son para estar en familia. La familia es el pilar sobre el que se sustenta nuestra sociedad y es un nexo de unión entre culturas y religiones, defendámosla juntos", decía la publicación.

 

Tras miles de comentarios en contra de esta felicitación, la formación decidió borrarlo y dar explicaciones. En una segunda publicación, Vox Melilla quiso aclarar el comentario a sus "vecinos musulmanes".

"Debido al aluvión de ataques e insultos que ha provocado nuestra iniciativa local de felicitar el Ramadán (como hacemos con cualquier otra festividad religiosa, del mismo modo que felicitamos el Pesaj hebreo o la Semana Santa), hemos decidido eliminar el post, tanto de Twitter como de Facebook, dado que se estaba convirtiendo en un 'campo de batalla'. Una mera felicitación no debería cobrar protagonismo sobre un mes de celebración y alegría para nuestros vecinos musulmanes, como es Ramadán. Esto es un claro ejemplo de cómo la religión está empezando a mezclarse peligrosamente con la política en nuestra ciudad", explican.

Por último, Vox Melilla quiso recordar que nadie debe ser discriminado por tener una etnia o ideología diferente. "Nuestros buenos deseos a la comunidad musulmana; todos los españoles debemos ser iguales, independientemente de nuestro sexo, etnia o religión", han concluido.

No obstante, pese a esta explicación para calmar el ambiente, las reacciones no se han hecho esperar y son muchos los que se han enfrentado al partido, a quien acusan de se contradictorio con sus ideas.