La erupción del volcán de La Palma podría generar una nueva fajana en las próximas horas, después de que la colada 2 llegara a la playa de los Guirres y la lava se precipitase acantilado abajo. El portavoz de los Bomberos, Roberto Nazco, ha explicado a laSexta que "el aporte de lava de estos últimos días ha llenado la colada 2". Los expertos ahora se encuentran vigilando la zona por si es necesario decretar algún confinamiento.

Esta colada está a menos de 50 metros del mar, aunque según Prevolca podría tardar en llegar al agua. Mientras que eso ocurre, la lava sigue cayendo por el acantilado sobre la arena de la playa de los Guirres tras un avance que ha sorprendido porque aun ayer estaba muy lejos; se ha reactivado en las últimas horas porque continúa recibiendo lava por las cañerías volcánicas subterráneas. Esta colada ya se ha fusionado con la fajana que se había formado por esta erupción.

Este mismo martes, el Cabildo ha informado de "un pequeño desborde" de lava entre las dos coladas que bajaron del volcán hacia la costa, al sur de la montaña de La Laguna. De ello ha informado el Cabildo de La Palma, que además ha recomendado usar mascarillas FFP2 en todo momento y evitar la actividad exteriores en Los Llanos de Aridane, El Paso, Tazacorte, Puntagorda y Tijarafe.

Según los últimos datos, en estos momentos hay tres bocas activas y la lava ya ocupa 993,7 hectáreas. En estos momentos, la colada que más preocupa es la de la fajana porque está recibiendo lava de manera constante.

Respecto a las edificaciones, unas 1.452 han sido arrasadas por la lava, 1.177 de uso residencial. La erupción también ha afectado a 284,1 hectáreas de cultivos y a 64,2 kilómetros de carreteras.

La columna que emite el volcán alcanza, ahora mismo, los 2.500 metros y está emitiendo entre 16.600 y 23.100 toneladas diarias de dióxido de azufre. Si bien, la calidad del aire ha mejorado considerablemente y ya solo se registran datos desfavorables en la estación de Los Llanos.

Pero preocupa que cuando la lava de la colada 2 finalmente se mezcle con al agua del mar, volverán a emanar gases tóxicos. Que supongan un peligro para la población o no dependerá de la cantidad de lava que entre en contacto con el agua y también del viento, que puede llevar los gases hacia zonas pobladas.

En cuanto a los terremotos, este lunes se registraron 75, el más potente de magnitud 3,8. Mientras que hoy se han detectado 40 sismos y se ha anotado el primer terremoto más superficial desde el 2 de octubre, a unos 3 kilómetros.