Día 39 de la erupción del volcán de Cumbre Vieja. La isla de La Palma presenció ayer nuevas imágenes que dan muestra de la fuerza de la naturaleza. El cono principal del volcán de La Palma colapsaba sobre sí mismo. En plena fase de reconstrucción del cráter, que ahora forma una especie de herradura, por el momento el camino que toman los ríos de lava no ha variado. El cono principal ha perdido altura mientras las coladas ahora alcanzan en algunos puntos los 50 metros.

Además, esta mañana hemos visto otro nuevo colapso y la reactivación de una de las bocas. La secundaria situada más al sur ha vuelto a emitir lava. Así, ahora mismo hay cuatro bocas activas después de que las de la ladera dejasen de emitir. También se ven enormes columnas al oeste del cono. Algo muy llamativo y que en realidad es polvo que se levanta a consecuencia de los derrumbes.

La buena noticia es que la lava continúa discurriendo por las coladas ya existentes y por tres potentes tubos lávicos que la canalizan hacia el mar.

La lava avanza por el centro del campo lávico, según explica el vulcanólogo de CSIC Vicente Soler. "Poco a poco" el cono se ha ido recomponiendo y cerrando, y el canal lávico sigue discurriendo por encima de la colada que llegó hasta el mar y formó una fajana. Estas últimas modificaciones del cono han sido "positivas", señala el experto, pues los desprendimientos anteriores del cráter habían orientado los ríos de lava hacia el barrio de La Laguna, pero ahora esa colada en concreto lleva parada varios días. Mientras, la colada más al sur, está parada a 150 m del parque fotovoltáico de Las Manchas.

Aquí se puede ver el antes y el después del derrumbe del cono:

 

Después del colapso del volcán sobre sí mismo, el géiser de lava llegó a alcanzar una altura aproximada de 600 metros. En las imágenes bajo estas líneas se puede ver la enorme fuente de magma.

 

La isla también ha vivido una noche intensa de actividad sísmica. Ayer se registraron 106 terremotos y se incrementaron los de profundidad con respecto a días anteriores. El terremoto de mayor magnitud del martes fue de 4,8 a las 00:53 y 33 km de profundidad en Villa de Mazo, intensidad IV. Un seísmo que se llegó a sentirse también en Tenerife, La Gomera y El Hierro.

También hay que destacar un terremoto que se produjo esta noche a solo 2 kilómetros de profundidad en Villa de Mazo (La Palma). Es el primer terremoto que se produce a tan poca profundidad desde la erupción, aunque su magnitud fue de 2,4.

Esta mañana, a las 7.19 hora local, otro terremoto ha sacudido la isla. De magnitud 4,6, el temblor se ha originado a 31 kilómetros de profundidad y es uno de los más potentes en las últimas horas.

En cuanto a la deformación que se ha registrado en puntos cercanos al volcán, hoy los datos muestran que ha bajado. En concreto, ha sufrido una contracción de 9 centímetros en 24 horas, pasando de 30 cm de deformación a 21. Estos datos miden el empuje qye ejerce el magma sobre la corteza.