Han pasado cinco meses desde la brutal agresión que sufrió una joven de 16 años en Igualada (Barcelona) y sobre la que hemos conocido este jueves la detención de un sospechoso por parte de los Mossos d'Esquadra. La menor fue violada y golpeada con extrema violencia, lo que la provocó daños extremadamente graves de los que aún no se ha recuperado.

Desde que un camionero la encontrara tirada, semiinconsciente y ensangrentada en el suelo de un polígono de la ciudad el pasado 1 de noviembre, joven menor ha pasado desde entonces por cinco operaciones y ha estado ingresada en el Hospital Sant Joan de Deu de la capital catalana en en dos ocasiones. La primera, durante más de un mes justo después de la agresión. La última, el pasado mes de marzo, cuando sufrió un empeoramiento por el que fue sometida a una intervención quirúrgica llamada ielostomía, "que es básicamente unir el intestino delgado con una parte del abdomen", en palabras de su abogado, Jorge Albertini.

La lista de heridas provocadas por el agresor o agresores es interminable: fuerte traumatismo craneoencefálico, cinco prolapsos en sus músculos pélvicos que impedían su función de sostener los órganos vitales, ha perdido el 90% de la audición de un oído y sufre secuelas en la vista. Tema aparte serán la secuelas psicológicas que pueda dejar esta agresión que su abogado calificó recientemente de "ensañamiento, brutalidad, una maldad, crueldad y desprecio absoluta por la vida y la menor".

El salvajismo de la agresión fue tal, describió el abogado, que denotaba que había "ganas de matar" detrás de la acción.

El detenido no tenía relación con ella

Según ha podido confirmar laSexta, el detenido se trata de un joven de 20 años que habría estado esa noche en la misma discoteca que la joven, aunque no tenía ninguna relación con ella. La detención se ha producido en su domicilio a las 5:30 de la mañana.

El detenido, vecino de la localidad y de nacionalidad boliviana, tiene antecedentes por delitos sexuales. La víctima ha sido informada en ese momento de la aprehensión y está acompañada por agentes de la policía autonómica.

La Unidad Central de Agresiones Sexuales de la División de Investigación Criminal (DIC) se ha encargado de la búsqueda del agresor de la menor. La investigación para hallar al presunto agresor ha sido larga y compleja, pues apenas había pistas sobre el autor o autores de la violación, que se produjo de madrugada en el polígono Les Comes de Igualada, tras salir la menor de la discoteca Epic, donde había acudido con unas amigas.

En su investigación, los agentes analizaron las cámaras de seguridad de la zona para intentar identificar a una persona que, según las amigas, la acompañó a la salida de la discoteca.

Indignación en Igualada

El terrible suceso provocó una gran conmoción en el pueblo de Igualada, cuyos vecinos convocaron una protesta escasas horas después de conocer la noticia decir "basta a las violaciones". Su alcalde también condenó los hechos públicamente.

Pero quien ha tenido el protagonismo en la muestras públicas de repulsa ha sido la madre de la menor, que ha manifestado en varias ocasiones su rabia por lo que está sufriendo su hija, y llegó a escribir una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pidiéndole la implantación de "leyes duras" para frenar este tipo de "salvajadas" y para proteger a las niñas, adolescentes y mujeres. La madre de la menor relató en el programa La roca de laSexta que su hija es "una persona muy útil, muy válida, muy humana y muy cercana" que merecía "estar tranquila": "Mi hija y las hijas e hijos de todas las madres. Merecen estar tranquilos por la calle, pasear tranquilamente, no tener que ir mirando hacia atrás con miedo", manifestó.

Además de en Igualada, esta violenta agresión sexual provocó una gran conmoción en toda Cataluña, donde también ha habido concentraciones en repulsa por la violación, una de ellas en Barcelona a la que asistió el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la consellera de Igualdad y Feminismos, Tània Verge.