Óscar, el principal sospechoso en la muerte de Esther López, no pudo explicar el lunes ante la jueza por qué la señal de los teléfonos les sitúa juntos después de la hora en la que, según su versión, dejó a la joven con el coche en un cruce de Traspinedo.

'Ok Diario' ha publicado el vídeo de su declaración ante la magistrada, en la que Óscar mantiene en todo momento su versión, a pesar de que esta entra en contradicción con los datos de la Guardia Civil. "Yo la dejé a la entrada de la urbanización", defiende.

"Estuve en mi casa, me fumé un cigarro antes de irme a la cama y me metí a dormir y no me levanté hasta que me fui a trabajar": esa es la versión que mantiene en todo momento. Sobre por qué las antenas ubican sus móviles en el mismo lugar, sostiene que "en el mismo sitio no podían estar": "Si hubiera estado conmigo, lo sabría", asegura.

"Si hubiera ido a casa después de yo dejarla me hubiera enterado", insiste el investigado, que, además, apunta a otro amigo de la joven para explicar por qué las antenas sitúan allí su teléfono: "Hay un amigo que vive cerca (...) que también solía quedar con él", afirma. "Ha estado alguna vez en su casa", añade.

"Según me levanté, me fui a trabajar, directo a Valladolid", afirma sobre la mañana del 13 de febrero. Cuando la jueza le indica que, según el estudio policial, sus teléfonos son compatibles en conexiones, ubicaciones y desplazamientos y que Esther también estaría entre las 10:12 y las 10:32 en la zona de Traspinedo, responde: "A esa hora estaba yo trabajando ya".

Por otra parte, a la pregunta de si puso el móvil en modo avión entre las 06:34 y las 09:10, tal y como indican los estudios policiales, Óscar lo niega rotundamente: "No lo pongo nunca el modo avión, no lo pongo nunca", defiende.

También niega las llamadas a un número desconocido esa noche y dice no recordar haber llamado a un número antiguo de la propia Esther: "Esa llamada, cuando yo fui a declarar a la Comandancia, la vimos ahí porque yo vi el teléfono y vi que a las 3 y algo estaba la llamada que yo había hecho a Esther, pero yo no recuerdo haberla hecho", dice.

En libertad por la falta de un "relato de los hechos"

Tras tomarle declaración el lunes, la jueza decidió dejar en libertad a Óscar. Según el auto, al que ha tenido acceso laSexta, la magistrada cree que "no procede" su envío a prisión porque "no existe un relato de cómo sucedieron los hechos", sino que lo que existen son "indicios o sospechas que obligan a seguir investigando la desaparición y muerte violenta".

Precisamente este miércoles, ha aparecido una pintada en la vivienda del investigado en la localidad vallisoletana, que la Guardia Civil ya registró, con la palabra "canta":