La ceniza continúa acumulándose en la zona de la erupción del volcán de La Palma. Tras 25 días de actividad eruptiva, el volcán de Cumbre Vieja ha ido emitiendo de forma prácticamente ininterrumpida material piroclástico, bombas lávicas y una intensa columna de cenizas que ha llegado a superar los 3.000 metros de altura.

Las imágenes que acompañan estas líneas dan muestra de la cantidad de ceniza que se acumula en las zonas cercanas al volcán. Casas sepultadas por los sedimentos lávicos con los que hay que tener especial cuidado, ya que pueden provocar derrumbes de estructuras. Unos trabajos de retirada de ceniza que llevarán meses.

Desde Involcan estiman que desde que comenzó la erupción se han acumulado entre 8 y 9 millones de metros cúbicos de tefra (depósito de piroclastos).

 

A estos datos se suma la emisión de dióxido de azufre, que se sitúa en cifras superiores a las 16.000 toneladas diarias y de dióxido de carbono, unas 1.200 toneladas al día. Según los últimos informes técnicos, la calidad del aire continúa sigue siendo buena en términos generales aunque se registran zonas puntuales en Los Llanos en las que es 'mala'.

Limpieza de la ceniza y precauciones

El Cabildo de La Palma ha reforzado la limpieza de la ceniza en las carreteras y vías de evacuación, tarea en la que colaboran los ayuntamientos de la isla, así como los cabildos de Gran Canaria y Tenerife, que han desplazado máquinas quitanieves. Además, piden conducir con precaución para evitar derrapes y accidentes. Se recomienda circular solo cuando sea estrictamente necesario y hacerlo a una velocidad moderada. En este sentido, la ceniza depositada en las carreteras es especialmente peligrosa para las motos, ya que producen deslizamientos en la calzada, por lo que se debe extremar las precauciones y disminuir la velocidad.

Asimismo, la ceniza que se retire debe depositarse en las 'bandejas' habilitadas por el Cabildo y varios ayuntamientos, siempre dentro de bolsas cerradas, o en todo caso, en bolsas en las puertas de las viviendas o locales, donde serán recogidas. Es importante barrer, en lugar de utilizar agua para eliminarlas.

Por último, es clave que las personas que deban permanecer durante un corto espacio de tiempo en la zona más próxima del volcán adopten medidas de protección individual: mascarilla FPP2, gafas de protección y cubrir la piel con camisa de manga larga, pantalón y gorra. También es recomendable no usar lentes de contacto. Estas recomendaciones también han de aplicarse cuando se limpie la ceniza depositada.