Los tres incendios forestales iniciados en los últimos días y que permanecen activos en tres municipios de Ourense han quemado casi 850 hectáreas, según los cálculos provisionales de la Xunta.

El incendio que ha arrasado ya unas 450 hectáreas en Monterrei (Ourense) y que es el más grande en Galicia en lo que va de temporada, se mantiene activo, de acuerdo con los datos actualizados a las 19,30 horas de este sábado por la Consellería do Medio Rural.

El fuego, que afecta a la parroquia de Flariz, se declaró a las 17,05 horas de este viernes y a lo largo de la madrugada obligó a activar la alerta por la cercanía del fuego a las casas (conocida como 'situación 2'), desactivada a primera hora de la mañana.

Parte de los terrenos quemados son de uso agrícola, ha indicado Medio Rural, que ha señalado que se han movilizado para su control un técnico, 16 agentes, 32 brigadas, 21 motobombas, dos palas, nueve helicópteros y 12 aviones, además de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Por su parte, siguen controlados los incendios de Viana do Bolo y Verín, también en la provincia de Ourense. El primero de ellos, que comenzó el jueves, afectó a unas 250 hectáreas en la parroquia de Vilardemilo y está controlado desde las 16,17 horas de este sábado.

La Xunta considera que este incendio fue provocado al iniciarse en cinco puntos diferentes. Hasta el momento se han desplegado en la zona un técnico, 18 agentes, 47 brigadas, 21 motobombas, dos palas, ocho helicópteros y ocho aviones.

En cuanto al de la parroquia de Queirugás, en Verín, consta como controlado desde las 14,43 horas del viernes, tras calcinar 144 hectáreas. En este caso han trabajado un técnico, 17 agentes, 33 brigadas, 15 motobombas, dos palas, 10 helicópteros y nueve aviones.