El Ayuntamiento de Valencia repartirá botellas de agua entre los 'sintecho' durante las olas de calor que, previsiblemente, azotarán este verano la ciudad. Se trata de una iniciativa que ha puesto en marcha consistorio encajada en un plan que estará activo hasta el 30 de septiembre.

El reparto de agua se dará cuando se active la alerta naranja o roja, es decir, cuando se superen los 39 grados de temperatura y también incluirá el seguimiento de las personas mayores que están incluidas en programas de ayuda, según informa 'Las Provincias'.

Además, cuando se superen durante más de dos días los 41 grados de temperatura, en los polideportivos y piscinas municipales se anunciará la situación por megafonía y se hará una vigilancia más exhaustiva de los usuarios.

Tomar precauciones en situaciones de riesgo

Hay que recordar la importancia de mantener una hidratación adecuada mediante la ingesta de abundantes líquidos y el consumo de alimentos ricos en agua como fruta, ensaladas, gazpacho, etc.

Las personas mayores deben beber al menos dos litros de agua al día, incluso sin tener sed. En general, es aconsejable no realizar ejercicio físico durante las horas más calurosas del día y restringir los paseos, especialmente entre las 12 y las 17 horas, procurando llevar prendas de tejidos naturales, ligeros y de colores claros.

Los expertos insisten en que nunca se deje a una persona en un vehículo expuesto al sol, y que los ciudadanos estén pendientes de familiares, vecinos y personas vulnerables, especialmente si viven solas. También recuerdan que en verano es importante usar un protector solar y evitar la exposición al sol especialmente en los niños.

Por último, y ante temperaturas extremas, si se está tomando algún medicamento de manera habitual, han señalado que conviene consultar con el médico o farmacéutico por si fuera necesario ajustar las dosis. Ante emergencias causadas por el calor, se recuerda que hay que contactar con el teléfono de emergencias 112.