Dos personas han fallecido y una ha resultado herida durante un tiroteo en el cementerio parroquial de Torrent, en Valencia, que cerraba sus puertas poco después de las 10.00 horas tras un suceso en pleno día de Todos Los Santos que lo cambiaba prácticamente todo.

La Policía confirma que se trata de una reyerta entre clanes de etnia gitana que ha acabado con la vida de un hombre de 45 años y ha dejado herido a su hijo de 20. Otro hombre, de 79 años, también ha fallecido al alcanzarle un disparo cuando estaba visitando el lugar. Era totalmente ajeno a los clanes involucrados en el tiroteo.

La persona que ha resultado herida de bala ha sido trasladado por un Soporte Vital Básico (SVB) al Hospital General de Valencia, donde se encuentra "estable y, de momento, fuera de peligro".

Tras el incidente, se han producido escenas de tensión por la angustia de quienes no se creían lo que había sucedido. Por el momento se desconoce la identidad del autor del tiroteo, aunque ya se están investigando, así como los posibles vinculos con reyertas anteriores.

Respecto a la posibilidad de que haya represalias entre los clanes, fuentes municipales señalan a EFE que si se producen no creen que sea inmediatamente, ya que el proceder de estas familias es desaparecer durante un tiempo. Las fuentes municipales han lanzado un mensaje de tranquilidad a la población y han señalado que en todo el municipio de Torrent hay un amplio despliegue policial para localizar al autor o autores de los disparos.