PODRÍA HABER MUERTO ASFIXIADO

PODRÍA HABER MUERTO ASFIXIADO

Un instructor de buceo español salva la vida a un tiburón que tenía una red de pesca enganchada a las branquias: "Fue un momento muy emocionante"

Iñaki Aizpun, instructor de buceo en Australia, ha salvado de morir asfixiado a un tiburón que tenía una red de pescar enganchada en las agallas. Las branquias son el órgano que permite a los tiburones respirar. Por ello, la cuenta de 'Byron Bay' advierte del peligro que suponen las redes de pesca para la vida marina y pide que se dejen de utilizar.

Ha sucedido en Byron Bay, al este de Australia, donde el español Iñaki Aizpun, instructor de buceo en la localidad, ha salvado la vida a un tiburón en apuros. El tiburón tenía una red de pescar enganchada en sus branquias, lo que le habría producido una muerte lenta.

Las branquias son el órgano que permite a los tiburones respirar, que hacen la misma función que los pulmones a los humanos. En el medio acuático, las branquias absorben el oxígeno del agua y expulsan el dióxido de Carbono, por lo que el animal podría haber muerto asfixiado. Sin embargo, Iñaki fue su héroe. "Fue un momento muy emocionante el conseguir liberarlo", ha contado Aizpun.

La asociación 'Byron Bay', de la que el hombre forma parte, advierte del peligro que supone el uso de redes de pesca para la vida marina. Los animales de los océanos se enganchan en ocasiones en las redes que han sido extraviadas y mueren angustiosamente. "Por favor, dejemos de usarlas en nuestros océanos", ha pedido.

Seguro que te interesa

laSexta.com | Madrid | 19/08/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.