El hombre que, presuntamente, asesinó a su hijo de dos años en un hotel de Barcelona envió varios mensajes con amenazas y reproches a la madre el día del crimen.

Según publica en exclusiva 'La Vanguardia', en el último le dijo "en el hotel tienes lo que te mereces", lo que puso en alerta a la mujer y le llevó a presentarse en el alojamiento turístico en busca del pequeño.

Una vez en el hotel, la exmujer del sospechoso rogó a los trabajadores de recepción que le dejaran acceder a la habitación. Ante la negativa de estos, explicó lo sucedido y alertaron a los Servicios de Emergencia, que accedieron con una llave maestra y encontraron el cadáver del menor debajo de la cama.

El pequeño tenía dos años y nueve meses y vivía con su madre en el barrio de Sants-Badal, en Barcelona. El martes por la tarde el padre, que se acababa de mudar a El Vendrell tras la separación, le recogió en su casa para pasear. Tras esto, lo llevó al Hotel Concòrdia y allí, presuntamente, le mató ahogándolo con una almohada.

Tras lo ocurrido, las autoridades comenzaron a buscarlo en la ciudad condal en un amplio dispositivo por la ciudad condal y todas las estaciones de transporte, así como en el aeropuerto.

Como se aprecia en el vídeo que acompaña estas líneas, el padre fue en las cámaras de seguridad del hotel, a cuyo acceso ha tenido laSexta. En ellas, se ve cómo el progenitor abre la puerta de la habitación, mira a ver si hay alguien y vuelve a entrar al cuarto. Testigos del hotel han explicado que escucharon fuertes ruidos en el recinto, "algo cayendo y alguien corriendo por la habitación".

Los Mossos d'Esquadra ya han pedido la colaboración ciudadana para dar con el sospechoso, llamado Martín Ezequiel Álvarez. En la imagen que han difundido explican que se trata de un hombre de 44 años, que mide 1,78 y es de complexión atlética. Además, han explicado que lleva la barba recortada y el pelo rapado y tiene los ojos marrones.