El volcán de La Palma avanza en su día 55 de erupción. Según el último informe técnico de Seguridad Nacional, en las últimas horas la emisión de lava ha continuado discurriendo por el mismo cauce que en días anteriores, sin apenas variación, aunque esta noche se ha producido un desbordamiento del lago de lava en la parte superior del cono.

Así, las tres fajanas se han unido en una sola y han engulloido la playa de Los Guirres. Esta mañana se ha registrado un nuevo derrame en paralelo a la fajana que se está creando. La superficie afectada por la lava en la isla alcanza las 1.005,80 hectáreas.

En el vídeo bajo estas líneas, el vulcanólogo del CSIC Vicente Soler explica desde La Palma que "el tubo lávico de salida del volcán ha dado los primeros síntomas de inestabilidad al sufrir un taponamiento que ha producido un desbordamiento. Aun así, la lava continúa alimentando la fajana, que ya casi ha cubierto la playa de Los Guirres".

Mientras, la calidad del aire se mantiene como "buena" o "razonablemente buena" en todas las estaciones, a excepción de picos puntuales en Los Llanos de Aridane en horario de mediodía, donde ha alcanzado un nivel regular o desfavorable. En cuanto a la emisión de dióxido de azufre (SO2), se mantienen niveles "regulares" en Puntagorda, pero sin superar el umbral diario.

La sismicidad a profundidades superiores a 20 km se incrementaba tanto en número como en magnitud este jueves. En lo que va de mañana se han registrado siete seísmos, dos de ellos a profundidad, lo que significa una bajada drástica respecto a ayer. La deformación se mantiene.