Castilléjar (Granada) tiene una una de las mayores macrogranjas de cerdos de España con más de 650.000 lechones por año. Para Eva María Pérez, de la Plataforma de Protección de la Ribera del Guadiana Menor, el mayor problema que genera es su "ingente cantidad de purines".

Según algunas asociaciones, esta cantidad "tan exagerada" se filtra y contamina el agua. Lo cierto es que, en menos de 60 kilómetros de radio, hay otras dos macrogranjas.

Desde la empresa aseguran que se están cumpliendo todas las normas medioambientales, algo que confirma el alcalde del municipio, Emilio Sánchez, que confirma que "las inspecciones están saliendo bien" hasta ahora.

Además, defienden que crean puestos de trabajo: casi 180 en un pueblo de unos 1.300 habitantes. Sin embargo, según el INE, desde 2005 el municipio ha perdido un 20% de la población. En la localidad vecina aseguran sufrir las consecuencias.

Un vecino comenta en el vídeo que "no se puede salir ni a tomarse una cerveza" por el "insoportable" olor que hay en las calles. Evaristo Rodríguez, de la plataforma vecinal Salvemos Castilléjar, denuncia haber recibido amenazas por parte de un productor de porcino del pueblo.

Greenpeace se ha sumado también a estas denuncias por las "condiciones lamentables", palabras textuales, en las que viven los animales.