La Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana ha pedido al Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social que expida la documentación e identificación de extranjero para el joven inmigrante senegalés que el pasado viernes rescató a un hombre con movilidad reducida de un incendio en la localidad alicantina de Dénia.

El delegado, Juan Carlos Fulgencio, ha informado este jueves de que la petición fue emitida el miércoles y que el Ministerio "ha entendido que sí que se podrían dar las causas" para expedir la documentación de Gorgui Lamine Sow, de 20 años, que vive sin papeles en Gandía (Valencia) junto a su pareja y la bebé de ambos.

Fulgencio ha explicado que la Delegación del Gobierno ha presentado la propuesta al considerar que su caso es "excepcional" y se ha mostrado convencido de que "va a ser perfectamente recogido por el ministerio".

El pasado martes, el Ayuntamiento de Dénia presentó un escrito ante la Subdelegación del Gobierno en Alicante para pedir la regularización de Gorgui por el "hecho heroico" del rescate. La petición se justificó en varios de los supuestos "excepcionales" que recoge la ley para agilizar los trámites, en este caso la colaboración en una situación de emergencia con la Policía Local, así como el interés público de su valiente acto, según explicó el concejal de Protección al Ciudadano de Dénia, Javier Scotto.

Una vez recibida la solicitud, la Subdelegación del Gobierno en Alicante elevó el escrito a la Delegación del Gobierno en la Comunitat, ya que Gorgui reside en la provincia de Valencia, y esta a su vez lo ha dirigido al Ministerio.

El pasado viernes, el joven, que se desplaza a menudo a Dénia para vender objetos en el mercadillo de artesanía, caminaba por la calle cuando oyó la llamada de auxilio de una persona que había quedado atrapada en un incendio en un vivienda. Gorgui trepó por la fachada para entrar y rescatar al hombre, de 37 años, que tiene movilidad reducida por un problema en las piernas.

A continuación, logró salir por el balcón con la víctima a los hombros y lo bajó con la ayuda de unas escaleras que colocaron los vecinos. Después, fue a una casa cercana, se lavó las manos y se marchó, sin dar tiempo a que le agradecieran su valiente gesto.

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, recordó el pasado martes, al ser preguntado sobre la situación de este 'héroe anónimo', que vive sin papeles en España desde hace dos años, que la ley prevé "criterios excepcionales" en el proceso de regularización de inmigrantes. Grande-Marlaska añadió que "la aplicación de la ley es lo mejor y lo único posible en un Estado de Derecho" pero que "eso no quiere decir que se tengan en cuenta criterios excepcionales que la ley también prevé".