La Policía Nacional ha detenido a siete personas en Manacor, Mallorca, por torturar a un hombre con discapacidad.

Los arrestados, cuatro hombres y tres mujeres de edades comprendidas entre los 20 y los 31 años, lo vistieron de mujer y le obligaron a entrar en un supermercado, según ha podido saber laSexta.

El joven, que tiene unos 30 años y una discapacidad intelectual del 38%, se citó con los detenidos tras publicar a través de Facebook y Milanuncios un anuncio bajo el lema "Cambio de look". Las siete personas detenidas se apuntaron y le fueron a buscar a Palma, desde donde le llevaron a Manacor, a la casa de un familiar de uno de ellos.

En la vivienda, le tatuaron dos penes en la cara, le cosieron los dedos de los pies, le pusieron pegamento en la boca y le raparon las cejas para tatuárselas posteriormente. Según sus testimonios, todo empezó con un juego de pruebas en el que la propia víctima iría pagando a los detenidos por ir realizándole cada una de las vejaciones.

El suceso tuvo lugar la semana pasada y los detenidos pasarán este martes a disposición judicial. Por el momento, ninguno de ellos ha declarado todavía en comisaría, pero dicen que no han grabado nada y en "manifestaciones espontáneas" han dicho que "todo se lo pedía él y que incluso les pedía otras cosas que se negaron a hacerle".

Un amigo de la víctima, ingresada en este hospital donde le están haciendo un reconocimiento, asegura que está recibiendo amenazas para que no cuente lo ocurrido y cómo la situación se pudo ir de la manos.

Al principio se les detuvo por detención ilegal, lesiones y delito contra la integridad moral. Los agentes intentan ahora determinar las circunstancias en las que se produjeron las lesiones y si existió o no detención ilegal.