Un toro bravo se ha escapado de una finca ganadera de Collado Villalba y ha logrado embestir a tres patrullas de la Guardia Civil. Los Servicios de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil recibieron el aviso de que dicho animal había conseugido huir de una finca situada entre las localidades madrileñas de Villalba y Galapagar.

 

Entonces, las patrullas se movilizaron para cortarle el paso y evitar que llegara al núcleo de población; pero el toro embistió contra los vehículos policiales, dañando a tres de ellos.

Finalmente, le consiguieron frenar gracias a un dardo tranquilizante que fue arrojado por un veterinario. Ya adormilado, le transportaron a sus instalaciones sin sufrir daños.