Expediente Marlasca ha tenido acceso al test al que tuvo que someterse Patricia Aguilar para medir su nivel de sometimiento y manipulación.

"¿Te has llegado a sentir humillado/a en algún momento; de qué manera han sido las peores humillaciones sufridas?", "¿Llegaste a sentir miedo dentro del grupo o a su salida?", y "¿Temiste por tu vida o por tu salud en algún momento, a consecuencia de tu ingreso allí", son algunas de las 60 preguntas a las que tuvo que responder la joven.

Según ha podido saber Expediente Marlasca, la joven dio positivo en 58 de los 60 preguntas, lo que significa que Patricia Aguilar estaba "totalmente manipulada".

La joven captada por Felix Steven Manrique narró durante 11 horas ante la Policía Nacional el infierno que vivió en Perú.

Asegura que era agredida físicamente y que le controlaban hasta la menstruación. Patricia Aguilar advierte, si el líder de la secta sale de prisión, todas sus víctimas estarán muertas.

Según el informe de la Fiscalía de Perú, las esposas de Manrique se turnaban para dormir con él, para mantener relaciones sexuales, lo que él llamaba "alquimia", una especie de 'Nirvana' que se alcanzaba tomando ayahuasca. Además, no se podían ir de la secta y, si lo hacían, Manrique las amenazaba con matar a su familia.