Una empleada de una hamburguesería de la cadena Goiko sufrió una lamentable agresión telefónica de carácter racista y machista por parte de un cliente que llamó para poner una reclamación y, a gritos, le dedicó graves insultos y amenazas xenófobos, según refleja la grabación compartida por la cuenta de Twitter @soy camarero.

A pesar de que la consumición objeto de su queja la había realizado en otro local, según detalla 'eldiario.es', el individuo llamó al establecimiento de María de Molina, en Madrid, donde la trabajadora que le atendió trató de explicarle su error y adónde dirigir su reclamación.

Sin embargo, el cliente, que dio por hecho que la empleada era venezolana por su acento, comenzó a insultarla a gritos, profiriendo graves insultos xenófobos y amenazas y poniéndose cada vez más agresivo. "Eres una puta sudaca de mierda", le dice, a lo que añade: "Me cago en tu puta raza y en tu puto país de mierda, que estáis pasando hambre".

Entre insulto e insulto, la empleada, que en todo momento mantiene la calma y se dirige educadamente a este energúmeno, le intenta explicar que ella no puede tramitar su queja y le indica que se dirija a la central de apoyo de Goiko, ya que el hombre comió en otro local.

Pese a ello, el cliente insiste en insultarla y reclama a gritos que le devuelvan el dinero. "Tu país es una puta mierda, Venezuela, hija de puta", le dice, llegando a amenazarla con agredirla física y sexualmente: "Te voy a pillar y te voy a follar la cara, hija de puta", le dice en un momento dado, "te voy a romper la cara, te voy a dejar sin dientes".

El audio, cuyo contenido es muy desagradable, puede escucharse en esta publicación de la mencionada cuenta de Twitter:

 

Por su parte, la empresa ha anunciado que sus abogados denunciarán al agresor en nombre de los empleados y de la compañía. Además, el dueño de la cadena ha indicado a través de las redes sociales se está brindando apoyo psicológico y legal a la trabajadora afectada.