El Instituto Geográfico Nacional ha registrado una sucesión de terremotos en la provincia de Granada durante la noche de este martes. La cadena de seísmos ha comenzado con un terremoto de maginitud 4,5 en la escala de Ritcher, el de mayor magnitud, cuyo epicentro ha sido en la localidad de Santa Fe.

Precisamente, los vecinos de esta zona son los que se han llevado la peor parte: muchos han pasado la noche en un campo de fútbol que el Ayuntamiento habilitó, según cuenta Cecilia Cano, periodista de laSexta en Granada. En la capital, en cambio, no ha sido necesario establecer ningún refugio, pero los temblores han sido muy notorios. Un hecho que llevó a la población a abandonar sus casas por temor a las réplicas.

En este sentido, la multitud deambuló por la calle hasta bien entrada la madrugada y, como recogen varios usuarios en sus redes sociales, el toque de queda no impidió a la población buscar seguridad fuera de sus domicilios.

 

"Es flipante la cantidad de gente que hay en la calle", señalaba otra usuaria en un vídeo. Eso sí, con hueco siempre para el humor, como se aprecia en las imágenes de a continuación, un vecino grita desde su vivienda: "¡El final de los días se acerca!", en recuerdo a otro famoso vídeo viralizado en redes sociales.

 

"El miedo nos ha sacado a la calle. Mascarillas, distancia y mucho miedo", escribía otro usuario.

 

Estos momentos se sucedieron después de las 22:36 horas, cuando se dieron los temblores más fuertes. Algunos usuarios también recogieron este momento, y muestran las impactantes imágenes del movimiento sísmico.