La nieve cubrió buena parte de la Península este sábado tras el paso de la borrasca Filomena, que ahora amenaza con una ola de frío extremo. Ante esta situación, es importante tener en cuenta qué se debe hacer con la nieve que encontremos en la calzada.

Si tenemos nieve en casa, en nuestra terraza o en nuestro balcón, es importante retirarla para que no se convierta en hielo o para que no haga ceder la superficie debido al peso. Eso sí, los expertos tranquilizan: tendría que haber más de 80 centímetros de nieve acumulada para empezar a preocuparse.

También se recomienda quitar la nieve de los coches aparcados, que podrían soportar un gran peso si la nieve acaba congelándose. Caso distinto es si nos quedamos atrapados en mitad de la nevada, como miles de conductores en la noche de este viernes. En ese caso, como contó el capitán de corbeta Aurelio Soto en laSexta, es recomendable dejarla sobre nuestros coches para que haga un 'efecto iglú'.

Desde la Comunidad de Madrid, han pedido a los ciudadanos que, en la medida de lo posible, quiten la nieve de las calzadas para que no se congele. Para ello, debemos despejar la calzada con una pala y, después, echar sal. Desde el Ayuntamiento de Madrid han compartido puntos en los que se puede recoger sal de forma gratuita:

 

Pero, ante todo, se debe limitar el máximo posible las salidas al exterior. Desde el Gobierno, insisten en que estos desplazamientos se limiten a motivos inevitables, abrigándose siempre de forma correcta y llevando el calzado adecuado.