Llevaban tres años celebrando la 'Tanga! Party' en la misma sala hasta que el pasado viernes Vox hizo un evento en la misma discoteca que dos días más tarde iba a acoger la famosa fiesta gay madrileña. Los organizadores cambiaron de sala en forma de protesta.

"No podemos estar de brazos cruzados cuando vemos que esta misma sala se lucra con partidos que atentan contra nuestros derechos o que tienen en su ideario atentar contra las libertades del colectivo LGTBI", ha señalado Ferrán Poca, organizador de 'Tanga! Party' Madrid

Hoy desde su Twitter, la iniciativa juvenil de Vox arremete contra el colectivo por esta decisión: "Cancelaron la fiesta porque sabían que no iban a llenar el aforo ni la mitad que nosotros, y se han inventado una excusa que les deja como el lobby intolerante y totalitario que son. Nosotros nos lo pasamos muy bien".

Los datos desmienten al partido de extrema derecha. Y es que, 'Tanga! Party' llenó en la celebración del pasado 6 de enero la sala Teatro Barceló y la sala BUT, de manera simultánea, con un aforo total de 3.500 personas. Vox sólo había llenado el aforo del Teatro Barceló, de 2.500 personas.

 

Los organizadores insisten en que a su fiesta asisten miles de personas y a los que asisten el cambio les parece una decisión lógica. "Es lo mejor que han podido hacer. Pienso que una persona que está dejando hacer eventos en el mismo sitio a Vox, no puede hacer una fiesta gay", cuenta una asistente. "Soy gay e inmigrante, está en contra de mi y yo estoy en contra de eso al 100%", dice otro asistente.

"¿Qué pasa, que el viernes eres de ultra derecha y el domingo eres progay?", critican a las puertas del evento. La sala Barceló les ha pedido una reunión para aclarar lo sucedido, pero los promotores de 'Tanga' advierten de que no volverán a celebrar su fiesta allí hasta que dejen de trabajar con partidos que atenten contra los derechos de colectivo.