La Consejería de Educación de Castilla-La Mancha ha prohibido a un profesor impartir clases en el colegio Miguel de Cervantes de Mocejón, Toledo, por su extraño comportamiento.

Según ha recogido el diario 'Norte de Castilla', el docente llegó a bendecir con agua sagrada las aulas y otras instalaciones en horario lectivo y acudió al centro con ramos de flores y chucherías parar repartirlas entre los menores.

Además, sus alumnos han denunciado que se limitaba a hablar religión o de la existencia de brujas en lugar del temario establecido.

Ángel Felpeto, consejero de Educación de Castilla-La Mancha, ha explicado que tanto el profesor como su esposa, también profesora, padecen problemas psíquicos, motivo por el que se les ha apartado temporalmente de la docencia.

De lunes a viernes un policía vigilará las inmediaciones del colegio en horario lectivo para evitar que el hombre pueda acceder a él.