SU FAMILIA ESPERA QUE PUEDA VOLVER PRONTO A ESPAÑA

SU FAMILIA ESPERA QUE PUEDA VOLVER PRONTO A ESPAÑA

Su bebé, comida por los mosquitos; ella, abandonada en una cuadra: así vivía Patricia Aguilar bajo el dominio de la secta Gnosis

La familia de Patricia, la española liberada de una secta en Perú, espera que pueda volver a España con su bebé cuanto antes. Ambas vivían en una cuadra para animales, en unas condiciones pésimas y en una situación límite.

A Patricia Aguilar le llevaban comida solo una vez a la semana. Estaba abandonada. Cuando llegaron hasta ella y su bebé, ambas estaban al límite, especialmente la pequeña. "La policía nos comenta que si llegan a actuar un poco después podría haber muerto el bebé", explica a laSexta Noelia Bru, prima de Patricia.

La joven hasta ahora desaparecida vivía a su suerte en una granja. Solo una vecina la ayudó en el parto. "Tiene una enfermedad del corazón por la que podría haber muerto en ese parto, aparte de las complicaciones naturales que se pueden dar en cualquier situación como esta", continúa relatando Noelia.

Ahora están en un centro para víctimas de trata con las otras dos mujeres del hombre que quería repoblar el mundo desde una cabaña. Mientras las mujeres están juntas, denuncia la familia, será difícil que pueda tomar distancia. Sacarla de esa secta es lo que intenta ahora su padre, Alberto.

Ha visto de lejos su hija, sucia y consumida, pero viva. "Estamos muy contentos porque ahora sabemos que está viva", explica, emocionado. Ahora empieza su segunda batalla para traerselas a España, la más difícil: la que tendrá que librar con quien parece solo un hombre en chándal, pero es para patricia, tras tres años de aleccionamiento, el principe Gurdjieff.

Seguro que te interesa

laSexta.com | Madrid | 06/07/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.