Campeona de España y de la Comunidad de Madrid en una especialidad de kárate y sin embargo tiene miedo a salir a la calle. Una joven de 14 años lleva cinco años sufriendo acoso según cuenta su padre: "Ha sufrido todo tipo de violencia, insultos, empujones, amenazas, hasta la primavera pasada que le pegó en la vía pública".

Fue en ese momento cuando decidieron denunciar, el acoso comenzó en el colegio, siguió en el instituto y continúa en la calle desde que la presunta agresora está fuera del centro. El primer fiscal no les hizo caso, según denuncian, y el que ahora lleva el tema ha dado un primer paso. "Abre un expediente en el cual a la niña esta se le acusan de cuatro imputaciones", explica el padre.

Aun así, a la espera de juicio se sienten indefensos, el acoso aseguran continúa por parte de esa menor y de otra también denunciada y que ha sido cambiada de instituto tras activar el protocolo. Pero las amenazas continúan por el móvil y por las redes sociales. Han pedido una orden de alejamiento que ha sido denegada.

"No entiendo cómo pueden decir que es un hecho aislado cuando la chica esta tiene cuatro imputaciones cuando a mi hija le han pegado, la han insultado. Me gustaría saber si ocurre algo, quién se va a hacer responsable", señala el padre. Se sienten indefensos y es la propia familia, además, la que está costeando el tratamiento psicológico de la menor.