La cantante Shakira ha arremetido contra Hacienda por estar "utilizándola" con fines ejemplarizantes, hasta el punto de "vulnerar" su derecho a la intimidad mientras la investigaba por presunto fraude fiscal, y mantiene que desde 2011 ha pagado más de 104 millones de euros en impuestos en todo el mundo. Así consta en el escrito de defensa que los abogados de la cantante colombiana han presentado ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Esplugues de Llobregat (Barcelona), que la ha enviado a juicio por seis delitos contra la Hacienda Pública acusada de defraudar 14,5 millones de euros entre 2012 y 2014, simulando que no residía en España.

Los abogados de Isabel Mebarak, Shakira, defendida ahora por el bufete Molins de Barcelona, reprochan a Hacienda en el escrito haber montado una "campaña mediática" con el único objetivo de "forzar" a la cantante para que, "a pesar de su inocencia, se declare culpable y llegue a una conformidad con las acusaciones".

En este sentido, manifiestan sobre la cantante que se trata de una contribuyente "que siempre ha tenido una conducta fiscal impecable y nunca ha tenido problemas tributarios en ninguna otra jurisdicción". Insisten, además, en que nunca superó los 183 días de presencia en España requeridos para ser residente fiscal. "La Hacienda pública acusa sin pruebas a Shakira de su presunta residencia en España", sostienen.

"Sin haberse presentado evidencias fehacientes que soporten las acusaciones, se le ha perseguido encarnizadamente en el ámbito penal y mediático usando métodos inaceptables para atacar su reputación y forzarle a llegar a un acuerdo", lamentan desde el bufete.

Además, aseguran que la artista ya ha pagado "más de 90 millones de euros por rentas mundiales que no han sido generadas en España" y por su patrimonio internacional, "sin tener su centro de negocios en este país donde jamás obtuvo beneficios significativos".