CONDENADOS A NUEVE AÑOS DE PRISIÓN

CONDENADOS A NUEVE AÑOS DE PRISIÓN

Sevillanos, con antecedentes y aficionados a la fiesta: este es el perfil de los cinco miembros de 'La Manada'

Aficionados a la fiesta, de Sevilla y algunos con antecedentes. Son los cinco miembros de 'La Manada'. Han sido condenados a 9 años de prisión y 5 años de libertad vigilada por un delito de abuso sexual continuado. Sin embargo, no todo acaba en Pamplona, cuatro de ellos se enfrentarán a uno juicio por una presunta agresión sexual en Pozoblanco.

Amigos, sevillanos y del mismo equipo de fútbol, el Sevilla. Cada uno ha sido condenado a 9 años por abuso sexual y a 5 años en libertad vigilada. Un tiempo en el que además no podrán contactar con la víctima ni estar a menos de 500 metros de ella. Pero, ¿quiénes son los cinco miembros de 'La Manada'?

José Ángel Prenda. Se trata de la 'voz cantante', el amigo que tira del resto. No se le conoce oficio, pero sí vinculación con el ala más radical de la afición sevillista.

Él fue el primero que habló con la víctima y el primero que entró en el portal donde se produjeron los abusos. Su aspecto físico ya no es el mismo, en estos dos años ha llegado a perder 30 kilos.

Jesús Escudero. Era y es peluquero, porque ha seguido ejerciendo su profesión en la cárcel de Pamplona. No tiene antecedentes, pero sí un tatuaje con la huella de un lobo, símbolo de 'La Manada'. De su móvil salió uno de los vídeos que grabaron mientras cometían los abusos.

Antonio Guerrero. Guardia civil en prácticas. Suspendido hasta que saliera la sentencia, se espera que ahora sea inhabilitado. Grabó 59 segundos de abusos y cuando acabaron, fue él, quien le robó el móvil a la víctima. Es padre de un niño que concibió en prisión, en un vis a vis con su pareja.

Alfonso Jesús Cabezuelo, el miembro de 'La Manada' de más edad. Lleva escrito en su piel su compromiso con el resto: "el poder del lobo reside en 'La Manada'".

Tenía antedentes por lesiones y desorden público a pesar de que pertenecía a la Unidad Militar de Emergencias, de la que fue expulsado cuando le acusaron. Ser militar no le ha impedido apoyar al Sevilla como un ultra más.

Ángel Boza, el más joven. Había ido a San Fermín para entrar en el grupo, era una especie de ritual de iniciación. En su historia tampoco faltan antecedentes. Es él con quien se besa la víctima antes de entrar en el portal. Será también él quien la introduzca.

No se le conoce ninguna profesión. En la cárcel ha aprovechado para sacarse los estudios básicos que nunca terminó. Boza es el único que no está implicado en las presuntas agresiones de Pozoblanco.

Seguro que te interesa

laSexta.com | Madrid | 26/04/2018

Los mas vistos

Venus Gillette

Venus Gillette

¡¡¡Vuelven los planazos!!!

Disfruta con Venus de un verano increíble y no te pierdas ningún plan

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.