SEGÚN DECLARA UNO DE LOS FORENSES EN EL JUICIO

SEGÚN DECLARA UNO DE LOS FORENSES EN EL JUICIO

Sergio Morate habría asesinado a Marina estrangulándola con una brida que redujo el diámetro de su cuello de 23 a 8 centímetros

Marina Okarinska murió de forma "violenta, por estrangulamiento por asfixia mecánica" después de haber recibido un golpe en la parte posterior del cráneo que no le produjo fractura pero la dejó "inconsciente y absolutamente indefensa".

El juicio dictaminará si Sergio Morate es el culpable del asesinato de Laura y Marina
El juicio dictaminará si Sergio Morate es el culpable del asesinato de Laura y Marina | laSexta.com

Así se desprende del testimonio de uno de los tres forenses que participaron en la autopsia durante el juicio que dictaminará si Sergio Morate es el culpable de su muerte.

Igualmente, se ha aportado como dato que por "instinto de supervivencia" la víctima intentó "liberarse del obstáculo que le impide respirar", por lo que se provocó cuatro estigmas que derivaron en el depósito de restos de sangre en las uñas de su mano derecha no compatibles con sangre de varón.

En una primera inspección en la fosa donde se encontró su cadáver, se pudo comprobar que presentaba en la "superficie anterior del cuello, rodeándolo" una "brida de plástico negra de corredera cortada y enredada con el cuero cabelludo, mezclada con restos vegetales y otros restos de plástico y de dos tipos de cinta adhesiva, una negra y otra transparente".

A lo largo de su exposición, ha aclarado que su asesino le colocó alrededor del cuello una brida de 50 centímetros de largo que, una vez cerrada la cremallera, lo redujo a 8 centímetros de diámetro, cuando su perímetro alcanzaba los 23 centímetros, de modo que la presión le provocó el colapso de la laringe, la falta de oxígeno y, consecuentemente, la muerte.

A lo largo de su testimonio, el forense ha explicado que, a su llegada, en el interior de la fosa ubicada en el paraje El Bodegón, en el nacimiento del río Huécar, se visualizaba "claramente" cabeza, cuello y espalda del cadáver de Laura del Hoyo, así como sus glúteos y pies, sin calcetines.

Debajo de éste, ubicado en diagonal, a su derecha, aparecen los pies del cadáver de Marina, también descalzos y sin calcetines. "Ninguno de los cuerpos presentaba signos de haber sido impregnados con cal mezclada con agua", ha aclarado.

Seguro que te interesa

Europa Press | Madrid | 27/10/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.