Sanidad trabaja en una campaña para concienciar sobre la vacunación contra el coronavirus: "Vamos a contar la verdad a la gente, que esta vacuna va a salvar vidas, que ha salido rápido, pero que no se ha sacrificado ni un punto de seguridad", ha asegurado el ministro Salvador Illa.

"Estamos seguros de que la población va a tener una respuesta muy positiva. Nadie va a estar obligado a vacunarse. Es clave comunicar a la ciudadanía la información", ha insistido.

En Sanidad creen que el hecho de que Reino Unido y Estados Unidos empiecen ya a vacunar será beneficioso por las imágenes que dejarán, de gente vacunándose, algo que, consideran, animará a los españoles.

"El marco regulatorio europeo de la vacuna es muy riguroso. Esto es lo que da garantías", y ha asegurado que se está concretando el plan de vacunación en residencias. Ha reiterado que se estima que en verano esté la mitad de la población vacunada.