El Ministerio de Sanidad ha elaborado un protocolo de actuación ante la aparición de posibles casos del nuevo tipo de coronavirus, que tiene su origen en un mercado cárnico de la ciudad de Wuhan, en China, donde ha causado nueve muertes y ha afectado a 440 personas.

Así lo ha comunicado Sanidad en el último informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes), que asegura que el riesgo de introducción del virus en nuestro país "en este momento, se considera muy bajo".

A pesar del bajo riesgo en España, se ha convocado a la ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta para revisar la situación y la actualización epidemiológica, así como la capacidad de diagnóstico y actuaciones de respuesta.

El Gobierno ha recordado que España no dispone de aeropuertos con vuelos con conexión directa a Wuhan y esta ciudad no es un destino turístico frecuente, si bien ha destacado que prevé en las próximas semanas un incremento de viajeros hacia y procedentes de China por las festividades del Año Nuevo Chino.

El impacto para la salud pública, en caso de detectar un caso importado en nuestro país se considera muy bajo dado que, de ocurrir transmisión persona a persona del virus, esta es limitada y se asocia a un contacto estrecho, explica el informe. Aunque han recomendado investigar los siguientes casos:

  • Persona con enfermedad febril respiratoria aguda, con evidencia clínica, radiológica o histopatológica de enfermedad pulmonar y que requiere un ingreso en el hospital.
  • Persona con enfermedad febril respiratoria aguda, de cualquier nivel de gravedad, que haya tenido un contacto con un caso sintomático confirmado de infección por MERS-CoV.
  • Cualquier ingreso hospitalario de infección respiratoria aguda grave (IRAG), independientemente del lugar de residencia o historia de viaje.

Según los expertos del programa de Sanidad Animal del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA), es menos agresivo que otros coronavirus conocidos. Es un virus de la misma familia que el SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Grave), y que el MERS (Síndrome Respiratorio del Oriente Medio), enfermedades que se transmiten de animales a humanos, pero también tienen capacidad de transmitirse entre humanos. Los principales síntomas son fiebre, dolor y malestar general y problemas respiratorios.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha puesto en marcha medidas de prevención en los hospitales de todo el mundo y ha convocado al Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional con el objetivo de revisar el estado de la situación en los países afectados.