Hacer una correcta separación de envases en el hogar es crucial para que puedan reciclarse los materiales y se conviertan en nuevos envases u otros productos, lo que conocemos como circularidad. Para ello, lo primero que hay que saber es dónde va cada residuo. Y parece que el contenedor amarillo es el que mas dudas nos genera. ¿Sabemos qué hay que echar en cada cubo? Salimos a comprobarlo.

Lo hemos visto y oído miles de veces: envases de plástico, latas y briks, al amarillo. Papel y cartón, al azul. Pero aun así, hay algunos residuos que pueden confundir, así que preguntamos: ¿dónde iría una bolsa de plástico, un vaso de yogur, un Tupperware o una caja de pizza?

Puedes ver la respuesta en este vídeo, en el que puedes comprobar igualmente si los ciudadanos y ciudadanas a los que hemos puesto a prueba son buenos recicladores. Y tú, ¿cuántos has acertado?