Reciclando plástico intenta poner Roma su granito de arena en la lucha contra el cambio climático.

Por cada envase que reciclen en las máquinas que se pueden ver en las imágenes, los pasajeros del metro recibirán cinco céntimos para canjear por tickets de transporte.

Por el momento, solamente hay tres distribuidas entre diferentes andenes de metro de la capital italiana. El Ayuntamiento pretende, así, incentivar el reciclaje y concienciar a sus ciudadanos. El sistema estará un año en pruebas.

Cada vez son más las iniciativas que se están llevando a cabo para reducir el uso de plásticos y concienciar a la sociedad sobre el problema de su uso en el cambio climático.

Este material mata a un total aproximado de 100.000 especies marinas al año y contamina en gran medida los océanos; por ello, el fin de las bolsas de plástico en los supermercados o el uso cada vez mayor de botellas de cristal son el principio de un proceso de concienciación para combatir el problema.