El dueño de Amazon, Jeff Bezos, se ha dirigido a la nave New Shepard a bordo del vehículo R1T. Este modelo inédito se ha serigrafiado con una calcomanía de plumas, junto al logotipo de Blue Origin. Este icono de la compañía se ha exhibido en el costado de una camioneta que ha despertado la curiosidad de muchos.

Los coches eléctricos Rivian han contado con el mecenazgo de Amazon en numerosas ocasiones, hasta posicionarse como un gran inversor. Hace casi dos años Bezos prometía una inversión de 700 millones de dólares en este proyecto de la compañía, a lo que se le suma un pedido de 100.000 vehículos eléctricos de reparto. Algunos de ellos ya han sido vistos en carretera, tal y como confirma el portal web siempreauto.com.

Esta inversión estratégica de Jeff Bezos fue clave para desbloquear su acceso en primicia de los productos Rivian, tal y como ha quedado patente con su aparición en la pista de vuelo.

 

La camioneta posee más de 300 millas (483 kilómetros) de rango de manejo, con una capacidad de remolque de hasta 11.000 libras (17.702 kilos). Se especula con nuevas versiones del modelo cara al año 2022.