Los restos azules hallados en el pantalón de Esther López, la joven desaparecida y posteriormente hallada muerta en Traspinedo, no corresponden con la pintura del parachoques delantero del vehículo de Óscar, uno de los tres investigados en el caso.

Es la conclusión de un informe de la Guardia Civil al que ha tenido acceso laSexta, presentado a la jueza el pasado viernes y emitido por el Departamento de Química del Servicio de Criminalística del Instituto Armado.

Dicho informe apunta que la pintura procedente del paragolpes delantero del Volkswagen de Óscar "no se ajusta en cuanto a sus características morfológicas, composición química y color" con las "partículas color azul recuperadas del pantalón de la víctima" por lo que, concluye, "no comparten un mismo origen".

Hace unos días, otro informe de la Guardia Civil determinó el hallazgo de fibras en la matrícula del coche de Óscar compatibles con las de los calcetines que llevaba Esther la noche en que desapareció. Unas fibras de algodón blanco que, sin embargo, según la Guardia Civil "tienen escaso valor probatorio" porque están presentes en muchos lugares.

Cabe recordar que la joven de 35 años fue vista por última vez el 13 de enero, cuando fue con unos amigos a ver un partido de fútbol a un bar, y su cuerpo sin vida no fue encontrado hasta 24 días después en una cuneta de la localidad vallisoletana.

En una de sus declaraciones ante la Guardia Civil, Óscar se identificó en una imagen del último vídeo grabado por Esther López la noche de su desaparición. Él siempre ha mantenido su inocencia y es uno de los tres investigados en el caso, junto con Carlos y Ramón. Todos ellos actualmente se encuentran en libertad.