La Guardia Urbana de Barcelona ha decomisado una paloma "mutilada" y con las plumas teñidas de colores que se exhibía con ánimo de lucro y como reclamo turístico en el Park Güell.

El cuerpo policial ha detallado que hay una persona investigada como presunta autora de un delito de maltrato animal.

 

La paloma ha sido trasladada a un institución especializada en la defensa y protección de los animales, ha explicado la Urbana.