El nuevo tren rápido entre Extremadura y Madrid inaugurado el pasado lunes contará con una reducción del 50% en el precio de sus billetes. El motivo son las numerosas incidencias y retrasos registrados en los últimos cuatro días.

El presidente de Renfe, Isaías Taboas, ha declarado hoy tras pedir "excusas" a los extremeños que se ha detectado una "anomalía" en el tren Alvia que provoca que reduzca la velocidad en algunos tramos con pendiente, por lo que está trabajando con el fabricante para solucionar este problema.

Hasta que se dé con una solución Renfe realizará un "pequeño ajuste" en los tiempos de viaje, que se incrementará en "unos pocos minutos" con el objetivo de que "la gente no tenga la sensación de que el tren no llegue tarde", ha precisado. A cambio, compensará con un descuento del 50 por ciento en el precio de los billetes.

Las incidencias se deben, según el presidente de Adif, a un sobrecalentamiento agravado por la ola de calor. "Para proteger el motor, el tren ralentiza la velocidad en algunos tramos, probablemente los tramos que tienen unas pendientes más exigentes de lo que tienen en otras partes", ha indicado, para explicar a continuación que las altas temperaturas de los últimos días "no ayudan a que se refrigere y provoca esa reducción de velocidad".

Cabe recordar que el propio presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, ya había calificado como “vergüenza” y “desvergüenza” las incidencias ocurridas esta semana. Por su parte, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, también pidió disculpas a los extremeños.