La compañía ferroviaria Renfe ofrece desde este lunes un total de 220.000 plazas de trenes Ave y Larga Distancia con descuentos de hasta el 50% para viajar durante los meses de julio, agosto y septiembre. Oferta que ha lanzado después de las críticas a la eliminación de la las 'tarifas promo' cuando anunció la vuelta a la normalidad el pasado 18 de junio.

La campaña 'Oferta YoVoy verano. Vuelve a viajar' permite comprar billetes hasta agotar existencias con los precios y las condiciones de la tarifa Promo+, que contempla flexibilidad en cambios y anulaciones. Una campaña que ha sido publicada en sus redes sociales bajo el lema "#Vuelveaviajar este verano. ¡Date prisa, que se acaban!".

 

Los descuentos de esta promoción, para viajar hasta el 30 de septiembre, son variables, de manera que los clientes pueden encontrar todo tipo de ofertas, con descuentos hasta el 50%, ha informado Renfe en un comunicado.

Entre las ofertas de Renfe para este verano destacan también precios promocionales para parejas (2x1 en Turista+ a mitad de precio), para familias y grupos reducidos (4x100 o 4x120 euros). Los descuentos y las ofertas son variables en función de la línea de Ave, Alvia y Euromed de que se trate. La venta de billetes se hace en los canales habituales como es la página web de la compañía ferroviaria, agencias de viaje presenciales y virtuales, Renfe Ticket, estaciones, venta telefónica y oficinas de Correos).

El objetivo "prioritario" de Renfe es ofrecer a los viajeros "máxima seguridad y confianza" a la hora de viajar y "recuperar así sus hábitos de movilidad en transporte ferroviario".

Procedimientos de limpieza y desinfección reforzados

La compañía continúa reforzando los procedimientos de limpieza y desinfección de todos los trenes, con el fin de ofrecer un entorno seguro durante el viaje. Unas medidas llevadas a cabo por Renfe que le han permitido obtener el certificado AENOR frente a la COVID-19 para el transporte de viajeros.

Además, ha implantado un servicio de mantenimiento de la higienización en ruta de los trenes Ave y Larga Distancia, que comienza antes de la salida del tren, con la higienización de los puntos de contacto de los viajeros en el proceso de acceso a los coches (botoneras, asideros, marcos de puertas, etc.).

En el interior del tren y durante el trayecto, el personal de mantenimiento se encarga de mantener las condiciones higiénicas de las zonas comunes. Además, en las paradas intermedias repasan la mesa o mesita del respaldo de los asientos que queden libres, los apoyabrazos de las butacas y la sustitución de los cabezales.

Estos trabajos se suman a los que ya se realizan con los trenes en vacío, que se desinfectan al inicio y al final del servicio, con el fin de "extremar las condiciones higiénico-sanitarias" y "ofrecer a los viajeros un entorno seguro a la hora de viajar". Todos los viajeros recibirán, además, toallitas y/o gel hidroalcohólico durante el check-in, y dispondrán de dispensadores de gel en los WC de todos los trenes.

Asimismo, Renfe ha introducido mejoras en la ventilación del interior de los trenes, con el aumento de las renovaciones completas de aire en los coches, que se realizan cada siete minutos.