Renfe ha despedido a un vigilante de seguridad privada tras difundirse un vídeo en redes sociales en el que el hombre se muestra con una actitud muy violenta en uno de los vestuarios del personal de seguridad de Barcelona.

En las imágenes se puede ver al individuo portando una porra y golpeando fuertemente una de las paredes de la estancia, a la que acaba haciéndole un boquete por la brutalidad del golpe. "¡Espartaco! ¡Me transformo!", grita en ese momento, para después vocear: "¡Sangre!".

"¡Estoy a tope, jefe de equipo estoy a tope! ¡A tope estoy, a tope!", sigue gritando ante la mirada de sus compañeros. En ese momento otra persona le contesta: "Pues a ver si ves algún morito". A continuación, el violento vigilante sigue con sus gritos: "¡Vamos jefe de equipo, vamos! ¡Por España!".

Renfe ha anunciado que tras tener "conocimiento de esas imágenes" la empresa de seguridad ha "despedido" al trabajador y ha "degradado" al jefe de ese equipo por no informar de unos hechos que califica de "lamentables".

 

Las imágenes han creado indignación en las redes sociales y la ONG Es Racismo ha censurado la manera de funcionar de "los cuerpos de seguridad". "Suelen afirmar que los controles son aleatorios, que no hay racismo, que nosotros estábamos haciendo algo mal", han criticado.