Las autoridades han reactivado la búsqueda del cuerpo de Marta Calvo a un kilómetro de la casa de Ignacio Palma, su presunto asesino y descuartizador confeso, en la localidad valenciana de Manuel.

A lo largo de este miércoles los agentes revisarán un pozo y un pequeño vertedero ilegal donde el geolocalizador marcó el posicionamiento del sospechoso en el momento de la desaparición, según ha podido saber laSexta.

El operativo se reanudó hace ya dos meses, pero hoy se volverá a buscar sobre el terreno para revisar la zona en busca de nuevas pruebas.

Ante estos avances, la madre de la joven ha agradecido a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado el trabajo que están llevando a cabo para encontrar a Marta. "Es muy importante la labor que están haciendo, es intachable e inmejorable, y eso es justo que sea dicho a gritos", ha escrito en una carta.

En esta misiva también ha señalado que "estamos más cerca de que su asesino se vea en tan esperado juicio escuchando la condena de prisión permanente ante su maldad y falta de colaboración".

Ignacio Palma se exculpó en una declaración

El presunto asesino de Marta Calvo se exculpó en una declaración y aseguró que sus víctimas suministraban la droga previo acuerdo y pago. Y es que otras jóvenes han declarado que mantuvieron relaciones sexuales con él, que las drogó y les introdujo cocaína en sus partes íntimas.

Familias y víctimas de Palma pidieron en abril al juzgado que le investiga que ampliara las imputaciones a nuevos delitos contra la salud pública y la libertad sexual y que tuviera en cuenta la circunstancia agravante de género, al considerar que el detenido actuaba bajo un "mismo patrón": con víctimas mujeres por el hecho de serlo y con intención de dejar patente un sentimiento de superioridad.

Las acusaciones de las 10 víctimas relacionadas con el detenido -tres de ellas fallecidas- le acusan de 33 delitos contra la salud pública, la libertad sexual y las figuras agravadas de homicidio y asesinato. Hasta ahora, el juzgado mantiene el procedimiento contra el acusado por dos delitos de homicidio/asesinato consumado; tres delitos de homicidio en grado de tentativa; un delito de omisión del deber de socorro; un delito contra la integridad moral/lesiones; contra la salud pública; un delito de profanación de cadáveres y otro de agresión sexual.

Marta Calvo desapareció hace ahora casi dos años en Manuel, donde residía su presunto asesino. Tras su arresto, este declaró que la joven había fallecido de forma accidental en un episodio de relaciones sexuales y consumo de cocaína y confesó que había descuartizado su cuerpo y tirado sus restos en contenedores.

Ahora, los investigadores han constatado que mintió en su declaración inicial sobre dónde estuvo la mañana siguiente a la desaparición de Marta y han podido comprobar que pasó tiempo en una zona que será ahora registrada por agentes de la UCO y la Unidad Canina de la Guardia Civil.

El pasado mes de agosto concluyeron los trabajos de búsqueda en el vertedero de Dos Aguas, ocho meses después de empezar, tras el análisis de miles de toneladas de basura y sin ningún hallazgo relevante por parte de la Guardia Civil, que sospecha que el cadáver no está allí, al igual que la familia.