El mejor queso de Cabrales de 2019 ha sido subastado por 20.500 euros, una cifra jamás alcanzada en las 49 ediciones que viene celebrándose el certamen dedicado al queso más reconocido de Asturias y que durante meses madura en cuevas de los Picos de Europa.

Un restaurante asturiano es el que ha adquirido este queso que estará durante mucho tiempo en el Guinnes World Records como el queso más caro de cuantos se han subastado en el mundo.

Esta conocida variedad de queso asturiano obtuvo este 2019 esa calificación a raíz de la subasta realizada en 2018 en la que una pieza de poco más de dos kilos de la quesería Valfríu fue vendido por 14.300 euros al Llagar de Colloto.

En esta ocasión, ha sido una pieza de 2,4 kilos, elaborada por la quesería Arangas, propiedad de Pepe Bada y Andrea Fernández. Fue seleccionada como la mejor de las ofertadas en el XLIX certamen de este queso, celebrado en Arenas de Cabrales.

Una docena de establecimientos hosteleros de Asturias y Madrid participaron en la subasta celebrada en el corazón de los Picos de Europa, en una jornada festiva que ha contado con la presencia de miles de personas a pesar del mal tiempo.

En esta edición del Certamen del Queso de Cabrales se han puesto a la venta unos 1.700 kilos de uno de los productos más reconocidos de la gastronomía asturiana en trece puestos que se han instalado para vender las variedades de los veinticinco elaboradores actuales que producen unos 500.000 kilos al año. El precio del Cabrales oscila entre los 22 euros del normal y los más de 35 euros que pueden llegar a cobrarse por el kilo del de reserva.