La sexta ola se está aproximando al conocido como 'pico de la curva' y todo apunta a que en las próximas semanas empezaremos a ver un descenso de lo indicadores epidemiológicos. Sin embargo, todavía es una incógnita la rapidez con la que esta oleada perderá intensidad porque la variante ómicron, de alta contagiosidad, ha cambiado el panorama por completo.

Y es que, pese a que es cierto que en algunas comunidades autónomas ya se empieza a apreciar un ligero descenso, cabe recordar que "ómicron tiene una gran capacidad de reinfección". "Si partimos de la base de que una persona se puede reinfectar de manera más rápida, puede que no haya una bajada tan acentuada como la que hemos visto en otros momentos de la pandemia", ha apuntado al respecto Manuel Franco, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública (SESPAS).

En la misma línea se ha pronunciado el epidemiólogo y pediatra Quique Bassat, que ha apuntado en declaraciones a laSexta.com que "no está claro a qué velocidad empezaremos a descender una vez alcemos el pico ni si todo el país lo hará al mismo tiempo". En este sentido, también ha advertido de que puede darse la situación de que nos quedemos "en una meseta" y los datos "vayan oscilando hacia arriba y hacia abajo sin una tendencia clara a la baja". Algo que, a su juicio, sería "trágico".

"Vamos a llegar al pico, esto es evidente. El problema es cómo de rápida es la bajada porque podríamos estar en marzo con incidencias de 400 o 500 puntos, que antes nos alarmaban. Deberíamos estar ya debatiendo qué hacemos entonces porque hay que ser más realistas", ha anotado Miguel Sebastián, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, en una entrevista en Al Rojo Vivo.

"Pueden aparecer nuevas variantes que eludan el efecto de la vacuna"

Respecto a la posible llegada de nuevas variantes, Bassat ha señalado que "es difícil que aparezca una nueva mucho más infecciosa que ómicron, que empezó a predominar en casi todo el mundo "de manera ultrarrápida". Sí ha advertido de que el coronavirus podría evolucionar hacia otras "variantes que eludan el efecto de la vacuna de manera y que tengan otra capacidad de expandirse".

Una idea que también ha destacado en una entrevista con esta cadena Manuel Franco, recordando que la evolución a variantes más graves o contagiosas "ya ha ocurrido otras veces". Y es que no sabemos a ciencia cierta si ómicron ha generado síntomas más leves por su propia naturaleza o por el efecto de la vacunación, ya que en España casi el 90% de la población cuenta con la pauta completa.

Por ello, ha insistido en la importancia de seguir vacunando, sobre todo en lo que a dosis de refuerzo y a la vacuna pediátrica se refiere. Es importante, ha dicho, "que sigamos manteniendo" el ritmo "con el refuerzo en los mayores de 18 años y la vacunación infantil".

"El COVID-19 nunca va a ser endémico"

Preguntado por la posibilidad de que la pandemia de coronavirus pase a ser una endemia, el portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública ha querido dejar claro que el COVID-19 "nunca va a ser endémico porque es pandémico". Es decir, nunca va a aparecer en una población determinada en un momento determinado, como ocurre con la gripe en nuestro país. Así, ha recordado que este virus comenzó a diagnosticarse en China para más tarde expandirse por todo el globo.

Lo que sí puede ser que ocurra es que el coronavirus empiece a ser "una enfermedad más leve, como está ocurriendo con la sexta ola gracias a la vacunación". "El comportamiento del coronavirus no es predecible, el de la gripe sí", ha manifestado al respecto.

Asimismo, Franco ha destacado que podría modificarse -pero no ahora, sino en un futuro- la forma de contabilizar la afectación de la pandemia. Sí podrían utilizarse centros centinela, como adelantó el Gobierno, para registrar la situación epidemiológica en el país y en función de ello, tomar decisiones, por ejemplo, en torno a la vacunación. Algo que ocurre con la gripe cada año. Pero, por el momento, esto no es posible porque los organismos internacionales siguen pidiendo un reporte de todos los casos que se registran.

Por su parte, el ex secretario general de Sanidad José Martínez Olmos ha puesto sobre la mesa la "clave" para llegar a este verano con una pandemia más controlada. Según ha explicado en Al Rojo Vivo, es una "cuestión fundamental" conseguir "extender la vacunación al resto del mundo" para hacer "más difícil la aparición de nuevas variantes".

"Es la aparición de variantes la que nos puede cambiar el panorama y es donde tenemos que estar muy atentos", ha dicho el experto, que ha recordado que "de aquí a verano el esfuerzo internacional del que España participa para hacer posible el acceso a las vacunas a nivel mundial va a ser una de las claves".