Aunque este año siga dentro de las cifras habituales, "no es común que en una semana haya tres muertes y en la misma zona", ha señalado Teresa Alfaya, presidenta del Comité de Alergia a Himenópteros de la SEAIC. Para esta experta, los datos hacen pensar que hay algún factor más, como una mayor exposición a estos insectos y una "expansión" de la avispa asiática (la vespa velutina), por lo que hay más probabilidad de picaduras y de reacciones alérgicas.

Mapa Galicia sobre avispa velutina | Conselleria do Medio Rural

Ante el avance de la avispa velutina, una especie invasora también conocida como 'avispa asiática', Alfaya ha añadido que "las reacciones alérgicas no dependen del insecto, sino del paciente". El problema en España es que aunque sólo un 3% de los españoles sufre reacciones alérgicas frente a venenos de avispas y abejas, existe un porcentaje considerable de la población que aún desconoce si es susceptible a este alérgeno.

La alarmante situación en Galicia se debe a las tres muertes registradas por picaduras de avispas en una semana. No obstante, la picadura de la vespa velutina no es más nociva que la de cualquier otra avispa. Además, subraya Alfaya, sólo una de las tres muertes registradas está relacionada con la avispa asiática.

La gravedad de la invasión de la avispa velutina se basa en números: en una colmena de avispa autóctona conviven al rededor de 50 especímenes, mientras que en los nidos de la velutina llegan a millares.

Alfaya señala que no se puede predecir quién se va a hacer alérgico, por lo que hay que tener precaución. Sobre todo en verano, cuando las avispas están más activas, con temperaturas por encima de los 15 grados. "Ahora es el 'boom', cuando están saliendo de los nidos y en plena actividad y es, además, el periodo en el que la gente está más tiempo en el campo", explica.

En Galicia, ha coincidido la época del desbroce con una proliferación en los nidos de velutina. "Hay muchas localidades pequeñas en Galicia con más de 100 nidos, eso son como 200.000 avispas asiáticas en una localidad", ha informado SEAIC.

Los alergólogos recomiendan acudir inmediatamente al médico en caso de presentar cualquier tipo de reacción a este tipo de veneno. En cuanto la reacción sea generalizada, con síntomas como dificultad al respirar o sarpullidos en zonas distintas a la de la picadura, podría peligrar la vida del paciente.